sábado, 16 de diciembre de 2017

SIESTA (RILKE SUEÑA SU PRIMERA ELEGÍA) II



Es curioso comprobar como en el sueño se continúan describiendo los lugares y situaciones que de alguna forma ayudan al soñador espíritu errante a sobrellevar su vagabundeo. Incluida la especial forma de echar una mano a las almas que vagan por los sueños, que posee la noche.

Puede que nos quede 
un árbol al borde de la pendiente, 
al que diariamente visitábamos; 
la calle por la que íbamos ayer, 
junto a la fidelidad de algún hábito malcriado 
que se pegó a nosotros y no nos dejó.

¡Ah! y la noche, 
esa en la que el viento del vacío espacial 
nos pule el rostro a los espíritus. 
En la que no se permanece, 
la anhelada, el dulce desengaño, 
aquella que de los corazones especiales 
está trabajosamente próxima. 
¿Es más leve para los amantes? 
¡Bueno, ellos se tapan el uno al otro su destino!.

Al final su espíritu durante el sueño, le explica al poeta una posible solución. ¿Cómo no se le había ocurrido antes? Si fuéramos capaces de enviar nuestro vacío existencial al mundo de los espíritus sería de gran ayuda a las almas que allí habitan.

¡Cómo! ¿Aún no lo sabías? 
Envía desde tus brazos tu vacío 
hacia los espacios de aquí, 
en el que lo espiritual respira; 
así quizá los pájaros 
puedan a ese aire así ensanchado 
sentirlo de forma más personal.

viernes, 15 de diciembre de 2017

Poeta en vacaciones– Poema

Excursión opcional 
al interior de uno mismo
La reflexiones iniciales en soledad:
Se ha de sobrevivir 
cuando ya se fueron las cosas amadas
que siempre sale el sol un día 
preñado de absoluta indiferencia

La belleza 
de la arquitectura antigua
Allí miramos nuestra parte obscura
al afrontar la fealdad 
insoportable de existir
y viendo al niño que fuimos decimos:
Él tenía un futuro 
era su sueño 
y ahora es nuestro

El insomnio
y el bar del hotel
Armados con ideologías y perspectivas
deseamos aprender 
a sufrir de forma provechosa
obligados a despertar
a una realidad obscena y violenta

Visita al cementerio 
con los muertos en vida
Imitando deseos y modales en el paraíso
soñamos compensar 
fragilidades y maldades internas 
pero somos conscientes de que el mar 
no disfruta con transatlánticos rosas
que ensucian y aburren su cielo azul

El olor espeso
de las salas de espera
Atentos deseamos aprender 
el arte del aviso y su poética
para conectar con lo sentido 
y aún no reconocido
con los muertos antiguos
junto a los vivos 
amontonados como colinas

Iglesias y ancestrales 
lugares sagrados 
Listos para el sermón y la actitud  
y para poseer 
habilidades para afrontar la realidad 
y dar sentido profundo a quién soy
diciendo: si no sudas con las azules cápsulas
hoy ser un crápula no es una lacra

Comprar recuerdos 
originales de ningún lugar
Raudos también para distinguir 
entre lo falso y verdadero
y no hacer caso omiso 
de los elementos relevantes
diciendo a todos:
Ven y juega al escondite 
del incierto tiempo

La siesta exhausta  
durante la vuelta a casa
Como un viaje al fondo de los sueños
llegar a destino con alforjas 
llenas de sensaciones 
emociones 
razones y poemas
que serán:
Luces y viento
abrazos en invierno
vivos y muertos

jueves, 14 de diciembre de 2017

SIESTA (RILKE SUEÑA SU PRIMERA ELEGÍA) I



El poeta ha comido demasiado. Durante la siesta tiene un raro sueño en el que se ve disociado en un espíritu que viaja por el mundo del más allá de la muerte. Mantiene con él en sueños una irreal conversación. Escucha a su alma cómo se encuentra en ese viaje sola y sin apoyos, viajando por un territorio nuevo y difícil en el que queda claro que ha de rechazar angustiada la ayuda de ángeles, seres humanos y animales a los que se va encontrando.

Si yo gritara, 
¿Quién me escucharía 
por las estancias de los ángeles? 

Y en el supuesto de que alguno me acogiera, 
así de repente, con cariño: 
es seguro que yo perecería 
debido a su fortísima fuerza vital. 
Puesto que la belleza es tan solo 
el envoltorio de algo terrible 
algo que a duras penas soportamos
 y que nos llena de maravilla, 
quizá porque no nos mira cara a cara, 
para no tener que aniquilarnos. 

Cada ángel es terrible en sí, 
por tanto tengo que contener mi llamada 
y tragarme el reclamo de mi oscuro lloriqueo.
¿De quién podemos echar mano entonces? 
Ni de los ángeles ni de los hombres. 
Y para colmo, los instintivos animales 
se dan cuenta que no estamos muy a gusto 
en el mundo de la realidad.     

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Poeta en vacaciones–Etapa final



La siesta exhausta 
durante la vuelta a casa

Como un viaje al fondo de los sueños
llegar a destino con alforjas 
llenas de sensaciones 
emociones 
razones y poemas
que serán:
Luces y viento
abrazos en invierno
vivos y muertos

martes, 12 de diciembre de 2017

La cogorza eterna



Lo iba a dejar
pero llegó el puente de la Constitución.
Y luego Navidad.
En enero San Antón 
y había que encender la hoguera
con el frío que hace al ras.

Lo iba a dejar
pero en febrero cumplía años
vino entonces el Carnaval
y más tarde Madalena y Fallas.

Lo iba a dejar
pero la Semana Santa le entristecía
y le gusta olvidar pasiones
y brindar por las rosas de mayo 
y por San Isidro Labrador.

Lo iba a dejar
pero entre San Antonio
y San Pedro está San Juan
y él muy católico en junio
a todos quería celebrar.

En verano caía San Fermín 
y las fiestas de los pueblos.
Las noches de los sábados
eran de mucho tomar al fresco
las terrazas le llamaban 
y eso que lo iba a dejar.

A ver quién es el guapo
que lo deja en el Pilar
o en el 9 de octubre valenciano
o por todos los Santos
y en el Black Friday
le dice al whisky de oferta "na-nai".

El otro día en mitad del puente
se murió Julito 
el que lo iba a dejar. 

lunes, 11 de diciembre de 2017

Poeta en vacaciones–Etapa VII



Comprar recuerdos 
originales de ningún lugar

Raudos también para distinguir 
entre lo falso y verdadero
y no hacer caso omiso 
de los elementos relevantes
diciendo a todos:

Ven y juega al escondite 
del incierto tiempo

domingo, 10 de diciembre de 2017

El erótico caso de las preposiciones locas. (Completo)


–Deseo comerme 
media docena de gambas EN ella

–Será CON ella, ¿no?

–No, EN ella:
una EN sus labios, otra EN la teta derecha
la tercera EN el pezón izquierdo
otra más EN su espalda, la quinta EN su ombligo
y la última colgada EN su clítoris.

–¿Y a ella qué le dejas?
–Ella si lo desea podrá beberse todo el cava
ansioso DE ser descorchado DE mi botellón.

–Deseo escribir
media docena de metáforas EN ella

–Será PARA ella, ¿no?

–No, EN ella:
una EN sus besos, otra EN su bondad
la tercera EN sus amorosos sueños 
otra más EN su postura política,
 la quinta EN su compromiso social
y la última colgada EN su alma.

–¿Y a ella qué le dejas?
–Ella si lo desea podrá leerse toda la antología 
ansiosa DE ser descubierta DE mi producción.

–Estás loco

–Sí, por, para, con y en ELLA